Jornada de pesca al feeder en Mérida


En esta ocasión os dejo la primera entrada firmada por nuestro nuevo colaborador Javier Duro. En este artículo nos relata una rápida jornada de pesca al feeder en el escenario que mejor conoce: el río Guadiana a su paso por la ciudad de Mérida.  Estoy seguro de que sus entradas sobre la pesca en aguas extremeñas gustarán mucho.



En esta mi primera entrada como colaborador de "todos los peces todas las técnicas" quiero resumiros como ha sido mi primera toma de contacto con mi hobby favorito después de dos meses de inactividad a consecuencia de las fechas navideñas, el estado del río bajo de nivel por reparaciones de la presa y esta ola de frío que estamos pasando. Espero os guste tanto como yo lo disfruté ya que tenía bastante mono de volver a mojar el anzuelo.



El escenario elegido fue el río Guadiana a su paso por Mérida, sin duda para mí uno de los mejores escenarios de pesca de competición de toda España. Ademas de ser ahora mi lugar de residencia, este escenario es característico por tener mucha pesca de distintas especies. Tiene más de 250 puestos de hormigón repartidos por toda la orilla siendo éste otro aliciente para la práctica de la pesca deportiva ya que podemos dejar el coche en el mismo pesquil en el que vamos a pescar.

En esta jornada decidí pescar al feeder, modalidad de pesca que habitualmente practico en la actualidad, con cebadores de método.



Quería probar un nuevo engodo y me fui a una zona del río que ahora, tanto por la bajada del nivel como por el descenso de las temperaturas, es bastante complicada de pescar.

Monté una de mis cañas miniplus de 11.6 pies. Esta caña es ideal para pescar con cebadores de 45 g. a una distancia de 50 m. Necesitaba pescar a esa distancia porque algunos compañeros estuvieron en esa zona los días anteriores y me comentaron que si no pescaba mínimo a esa distancia me auguraban un bolo y seguí su consejo.



La línea del carrete que monto es de un diámetro de 0,24 mm afondante, este diámetro evita roturas ya que para conseguir esa distancia deseada de 50 m. hay que forzar en el lance y necesitamos un hilo de un buen calibre para evitar esa rotura.

El cebador, de tipo método in-line de 45 g descansa sobre un conector de silicona y éste a su vez se conecta con el bajo de línea que en este caso es de un diámetro 0,20 mm y con una longitud de 15 cm, montado sobre un anzuelo del nº 14 con micromuerte y tope para poder colocar un miniboilie.



Empecé cebando con 10 cebadores de engodo y a continuación, tras montar un miniboilie con diámetro de 10 mm de sabor monster crab de un color rojo intenso, lancé mi caña con la esperanza de tener pronto mi primera picada. Esta no se hizo esperar y a los 15 minutos entró un barbo precioso que me dio bastante guerra ya que los peces del Guadiana están fuertes y sanos.



En esta primera toma de contacto no estuve mucho tiempo pescando, alrededor de hora y media. El resultado fue de cuatro picadas de las cuales sólo pude sacar 3 piezas: 2 barbos y una carpa todas "kileras". Mi principal objetivo era probar el engodo y el resultado fue satisfactorio ya que vi que estaba a la altura de mis expectativas.

En próximos artículos intentaré explicaros con más detalle las técnicas de la pesca del feeder, modalidad de la que ahora soy un apasionado.



Texto y fotografía: Javier Duro.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.