Mauricio de Mingo (1948-1999): un mito de la pesca en España.

En esta ocasión os traigo algo totalmente diferente a lo que he escrito hasta este momento en el blog. En esta entrada trataré de acercar a los lectores la figura de un pescador que ha marcado un antes y un después en la pesca de este país: Mauricio de Mingo.

Mauricio de Mingo. Captura de una revista de la época.

Los que no llevamos muchos años pescando hemos oído multitud de hechos, anécdotas e historias acerca de la figura de Mauricio de Mingo. Es cierto que hemos leído artículos suyos en viejas revistas pero nunca hemos podido leer sobre su historia o cómo llegó a ser un referente para tantos y tantos pescadores. Después de preguntar a personas que lo conocieron, todas coinciden en destacar su calidad como pescador y como persona. "Era una persona entrañable" fue la respuesta que recibí de un amigo cuando le pregunté acerca de él. He comprobado que esto es lo que sigue pensando la gente hoy en día.

Para escribir estas líneas he contado con la inestimable ayuda de la que fue su compañera, su pareja, M. Angeles Muñoz . La presidenta de la Federación Madrileña de Pesca ha colaborado en este artículo respondiendo a todas las preguntas que me surgía, sin excepción, y aportando algunas de las fotos que se pueden ver en el artículo. Además, algunos amigos que lo conocieron me han ayudado contándome anécdotas y algunos recuerdos que tenían de él. De esta manera, sin haberlo conocido personalmente, me he atrevido a contar quien era Mauricio de Mingo.Displaying IMG-20151013-WA0002.jpg

Una vida dedicada a la pesca.

Mauricio nació en el madrileño barrio de Vallecas en 1948 y nos dejo, victima del cáncer, en 1999. Su padre, también llamado Mauricio, era un reconocido pescador que le descubrió este mundo desde su niñez. Mauricio de Mingo (padre) fue uno de los fundadores de la Peña Cultural Deportiva El Barbo. Nuestro protagonista empezó a pescar desde muy pequeño y se vio rodeado de expertos desde siempre. Esta peña fue realmente importante en su vida ya que años después Mauricio (hijo) fue presidente de la misma.

Mauricio de Mingo pescando en Castronuño en 1988.

La P.C.D. El Barbo, siempre unida a la calle Lavapies, fue una de la peñas históricas de la ciudad de Madrid junto a Piscis, Ideal Deporte y El Gobio. Todos los fines de semana esta peña reunía suficiente gente como para llenar un autobús. La historia de El Barbo acabó, tristemente, hace ya unos 20 años. Es imposible separar los nombres de Mauricio y El Barbo debido a que nuestro protagonista siempre compitió bajo el nombre de esta peña.

Mauricio era el ejemplo perfecto de pescador completo. Dominaba diferentes técnicas y competía en varias modalidades. Muchos le descubrimos como pescador de ciprínidos y es cierto que dominaba la caña de coup, la enchufable, la boloñesa o la inglesa. Lo que no todo el mundo sabe es que también era un experto en otras técnicas. Prácticamente no había modalidad en la que no tuviese experiencia. Pescaba a cola de rata (alcanzó un 4º puesto en el Campeonato de España de esta modalidad). Pescaba predadores con señuelos artificiales y fue uno de los pioneros en la pesca al "carpfishing" en España (sus inicios en esta técnica se remontan al año 1989 - 1990).  Curiosamente también fue un gran pescador de corcheo-mar que ganó varios de los campeonatos madrileños que se celebraron en el puerto de Alicante por aquella época.


Mauricio con un salmón pescado a mosca a finales de los años 90.

En su vida cotidiana Mauricio era tal y como muchos lo imaginamos: siempre pensando en la pesca, siempre pensando en como mejorar. Su amor incondicional a este deporte lo llevaba a pescar más de 280 días al año. Mª Angeles recuerda como viernes, sábado y domingo eran días obligatorios para pescar. Las vacaciones de Navidad y verano eran también momentos dedicados casi en exclusiva a la pesca. Le gustaba viajar (juntos visitaron Rusia, Italia, Bulgaria, UK, Países Bajos...) y muchos de esos viajes se convertían en oportunidades para aprender sobre la pesca en estos países o para comprar material nuevo o diferente al de España.

Disfrutaba con todas las modalidades en cualquier escenario pero la pesca del barbo con ova era su preferida. Buscar los barbos en las corrientes, colocándose adecuadamente y haciendo rozar el cebo con fondo era algo que le atraía por encima del resto de técnicas.

Profesionalmente Mauricio era administrativo pero con el paso del tiempo pasó a dedicarse en exclusiva a la pesca. Quizá el trabajo por el que más se le recuerde sea por divulgar la pesca en diferentes medios de este país. Pero también es importante contar que era representante comercial de diferentes distribuidores.

Durante muchos años escribió numerosos artículos para la revista "Trofeo Pesca". Su amistad personal con Miguel Delibes, director de dicha revista, le hizo permanecer allí hasta que Miguel comenzó a encargarse del canal "Seasons".  Tras "Trofeo", Mauricio comienza a escribir para la revista "Feder Pesca", dirigida por entonces por Juan F. Calle.

Por otro lado, escribió varios fascículos sobre destinos e itinerarios de pesca para la versión española de "Guia Practica de la Pesca de Planeta de Agostini". Muchos recordamos sus artículos sobre el embalse de Orellana, embalse y canal de Castrejón, embalse de Alarcón o los ríos Abión y Ucero en Burgo de Osma.

Captura de algunos los artículos escritos por Mauricio en 1991.

A lo largo de más de 4 años Mauricio y Mª Angeles grabaron una serie de reportajes para el programa de RTVE  Jara y Sedal dejando un gran recuerdo allí. Cabe destacar el homenaje en forma de episodio completo que este programa le dedicó tras su fallecimiento.

Mauricio también impartió varios cursos sobre la pesca de ciprínidos y competición. En algunas autonomías esta modalidad no estaba muy extendida y las federaciones territoriales se dieron cuenta de que sus deportistas necesitaban formación. Las federaciones de pesca de País Vasco o Castilla y León contactaron con Mauricio que, desde el primer momento, se mostró dispuesto a colaborar con ellas. Su deseo por difundir la pesca le hacía viajar y ayudar a los pescadores allí donde lo necesitasen.

Mauricio era la imagen de Fishmania, su propia empresa.

Como representante comercial Mauricio de Mingo trabajó para Viper, empresa que distribuía varias marcas de productos de pesca y para Normark, otro conocido distribuidor. Esta labores le llevaban a visitar a los clientes pero también a probar y testear nuevos materiales. Es necesario decir que todas estas actividades siempre las hacia acompañado de su pareja. Con el paso del tiempo ambos saltaron de representar a otras empresas a gestionar la suya propia. Juntos fundaron Fishmania, empresa que ha seguido existiendo hasta hace poco tiempo de la mano de Mª Angeles.

Una personalidad que destacaba.

Mauricio era, a la vez, carismático y cercano, se podía entablar una conversación fácilmente con él aunque no lo conocieses. Con una imagen muy reconocible debido a su larga cabellera negra, no solía callarse y decía las cosas como las pensaba. No era individualista, no concebía ni se sentía a gusto pescando individualmente, era un pescador que luchaba por ver ganar a su peña. Le gustaba transmitir sus conocimientos.

Mundial de clubes de Castronuño en 1988.

Al acercarse a la persona, se descubría que Mauricio era un "cachondo mental", con un sentido del humor muy particular. Además, tenía un gran sentido de la amistad que le llevaba a ser un gran amigo. Como dato curioso se puede destacar que Mauricio no conducía. No se sentía a gusto a los mandos de un coche. Era Mª Angeles la que siempre llevaba a la pareja de pesca o a visitar a sus clientes.

Puedo afirmar sin temor a equivocarme que Mauricio era un pescador innovador. Vivió una época en la que los buenos pescadores lo eran. En aquella época los engodos no se compraban en bolsas sino que cada pescador debía fabricar el suyo propio. Sus engodos y masillas eran recetas muy elaboradas con harinas cuidadosamente seleccionadas. Así mismo puedo definir a Mauricio como un pionero de la captura de grandes peces en España. Mª Angeles recuerda salidas de varios días de pesca en pleno invierno en busca de grandes carpas. Aunque todavía no habían llegado los detectores de picada a España, el cebado, los montajes y la estrategia utilizada no difieren mucho de lo empleado hoy en día.

Por su trabajo como agente comercial y por los viajes que solía hacer, Mauricio siempre estaba al tanto de los materiales nuevos y técnicas que se usaban en el resto de Europa. Traer y conseguir adaptar dicho material y dichas técnicas a nuestras aguas le hacía estar un paso por delante de la mayoría. Además, en su afán por mejorar, dedicaba jornadas de entrenamiento a estudiar la acción de pesca, los mecanismos y los automatismos, a cronometrar tiempos entre capturas, a buscar la manera más eficiente de pescar. Muy pocos pescadores por aquel entonces (e incluso hoy en día) dedicaban semejante esfuerzo a mejorar.

En los campeonatos de pesca en los que tuvo que viajar a Inglaterra, conoció e hizo amistad con personajes relevantes de la pesca en aquel país como Dick Glegg (como manager de la selección inglesa ganó 6 oros por equipos y 9 victorias individuales en mundiales entre 1985 y 2000), Bob Nudd o Jan Porter.  Estos grandes pescadores impresionaron mucho a Mauricio y, puedo decir después de hablar con alguno de ellos, que Mauricio dejó un gran recuerdo en sus memorias.  De sus viajes trajo muchas ideas y algunos materiales a España y pudo ver en directo, entre otras cosas,como se pescaba a feeder (hablamos de principios de los años 90).

Sus logros en competición.

Nuestro protagonista abandonó la competición oficial en torno a 1994. Probablemente alguna mala experiencia en competición le quitó la ilusión para seguir en ella. Poseedor de un infinito curriculum en diferentes modalidades, su éxitos más importantes se dieron en Campeonatos del Mundo:

En 1988 Mauricio participó en el VIII Campeonato del Mundo Clubes Agua Dulce en Valladolid con el equipo P.C.D. El Barbo junto Angel Martí­n, Enrique Rodas, y S. Sanpedro siendo capitán Andrés Clemente. Lograron una meritoria medalla de bronce.

Recibiendo la medalla de bronce del mundial de clubes de 1988.

Como capitán, participó en 1992 en el II Campeonato del Mundo Agua Dulce Infantiles en Parma, Italia. Aquel equipo, bajo su batuta, logró la medalla de oro por equipos.

El legado que nos dejó.

Quizá lo más importante que debemos recordar de su legado se pueda resumir en solo dos frases:
  • "Captura y suelta". Destacar que Mauricio era un gran defensor de la captura y suelta en una época donde esta práctica no era tan habitual como ahora. Algo que ahora vemos como perfectamente normal no lo era a finales de los años 80. A través de sus artículos intento inculcar en la gente la importancia que tenía devolver los peces al agua. 
  • "Piensa siempre que estés pescando". Mauricio defendía a ultranza la pesca como una actividad  que se desarrolla en un entorno vivo y trata de capturar los seres vivos que allí habitan. Si no piensas y adaptas tus técnicas a los cambios que se experimentan en un entorno vivo y cambiante, estas abocado al fracaso. Para él, la observación y la reflexión eran las bases sobre las que se debía construir la pesca. En alguna ocasión le dijo a alguien que no pescaba bien porque no estaba pensando en lo que estaba haciendo. De esta manera se ganó la enemistad de algunos pescadores. La franqueza era una de sus señas de identidad y esto no siempre le proporcionó cosas buenas.

Con una buena carpa de Santillana. Captura de una revista de la época. 

En mi opinión personal si algo hizo grande a Mauricio de Mingo fue su espíritu por difundir la pesca. El enorme trabajo que supone planificar y escribir un artículo, lo difícil que resulta ponerse delante de un grupo de gente para explicar conceptos, la paciencia necesaria para grabar un programa de televisión no son triviales. Se puede ser realmente bueno pescando (es indudable que él lo era) pero creo que es difícil ser tan bueno y tener la virtud de divulgar tan bien como el lo hacía.

Admirado, recordado, en la memoria de muchos pescadores. La sinceridad, la predisposición a explicar como y porqué hacía las cosas, la facilidad para transmitir conocimientos y el buen humor eran sus mejores virtudes. Por todo esto y más  Mauricio de Mingo será siempre recordado como un gran pescador pero también como "un tipo entrañable".



Texto: Daniel Porto.  Imágenes: Mª Angeles Muñoz, Daniel Porto.

Quería dar las gracias a mi amigo Luis Sierra por animarme a escribir este artículo cuando solo era una idea en mi cabeza, por indicarme con quién debía hablar y explicarme detalles de aquella época que me han ayudado a entenderlo todo mejor.





14 comentarios :

  1. Gracias a ti siempre Dan, por deleitarnos con este hermoso reportage sobre la figura de Mauri, si duda, pionero de las artes actuales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer Luis. Era inconcebible que no hubiese un solo artículo en Internet acerca de Mauricio. He tenido suerte por poder escribirlo.

      Eliminar
  2. Buen articulo compañero me has hecho volver a rebuscar mis vuejas revistas de feder y trofeopesca de las que aun me quedan cosas por probar

    ResponderEliminar
  3. Precioso articulo Dan, enhorabuena, me encanta, Mauricio siempre fue pescador al que me hubiera gustado conocer, a través de este bonito articulo que le has dedicado, le conocemos todos un poquito más! Gracias por hacerlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kily. Me hace muy feliz que te haya gustado el artículo, ya sabes que soy un fiel seguidor de tu blog. Ya era necesario un artículo sobre Mauricio, inspiración de tantos y tantos pescadores.

      Eliminar
  4. No le conocí en el ámbito de la pesca, pero fui compañero suyo en su etapa de administrativo y lo único que puedo decir que fue una gran persona, querido por todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Javier. Me alegra saber que Mauricio también era apreciado más allá del mundo de la pesca.

      Eliminar
  5. yo coincidi con el pescando varias veces, yo pertenecia a la peña el lucio, gran perscador pero sobre todo gran persona, gracias por recordarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus palabras, Joaquín. Cualquier anécdota que quieras recordar será bienvenida. Un saludo.

      Eliminar
  6. lo conoci poco pero me enseño mucho, siempre le recordare con gran cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Bruno. ¿Puedes precisarnos algo más de tus recuerdos? Un saludo.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. A ti por comentar, Peli. Realmente fue un placer escribirlo.

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.