¿Cómo guardar los bajos de línea?

Independientemente de la modalidad que practiques es seguro que llevarás los bajos de línea ya montados y organizados previamente. A todos nos gusta ganar ese minuto que se tarda en montar el bajo en el río. Además, llevar variedad de bajos montados nos da la oportunidad de probar otras opciones rápidamente si detectamos que algo no esta funcionando en nuestro montaje. Pero... ¿Cual es la mejor manera de llevar nuestros bajos de línea?



A día de hoy existen numerosas opciones para transportar nuestros bajos. Solo me voy a centrar en aquellas que considero mas populares. Por tanto, no voy a entrar a describir las carteras de bajos con compartimentos transparentes (donde en cada "bolsita" se debe guardar un bajo perfectamente enrollado), los acoples para módulos de panier exclusivamente diseñados para guardar bajos montados (que Rive comercializa en diferentes tamaños) o algunos inventos caseros como las tablas de madera recubiertas de goma eva que Paco M. Giraldo nos mostraba en la revista "La Línea". Probablemente me deje en el tintero alguna opción pero, en mi opinión, estas son las mejores maneras de guardar los bajos de línea:


Cartera de bajos tradicional

Probablemente el sistema para guardar bajos más popular de todos. ¿Quién no ha tenido una de estas carteras? Se trata de unas carteras más o menos planas con 4 secciones que se pliegan entre si. Cuando se abren, disponen de unos "peines" de plástico en un extremo y unas planchas de foam en el otro extremo. Las lazadas de los bajos se colocan en los peines y los anzuelos se clavan en el foam.

Detalle de los "peines" que sujetarán las lazadas.
Los bajos se guardan estirados y al estar el anzuelo situado en la espuma no es necesario que todos los bajos queden exactamente de la misma longitud (aunque si es deseable). Además, como no es necesario tensar el hilo para colocarlo entre "pines" o clavillos creo que es el sistema que protege más los bajos y los nudos.



Ventajas: Son ligeras, se encuentran en muy diferentes longitudes, son baratas.
Inconvenientes: Se puede almacenar pocos bajos en cada cartera, son menos resistentes que otros sistemas.


Cajas de bajos de plástico

Se trata de unas finas cajas fabricadas enteramente en  plástico con diferentes "pines" para llevar diferentes longitudes de bajos en la misma caja. La lazada se atrapa en unos de los pines mientras que el anzuelo queda sujeto en el pin del extremo contrario. Preston Innovations lleva muchos años comercializándolas y creo que fue esta compañía la que desarrolló este magnífico invento. En los últimos 10 años hemos pasado de las cajas originales, en 2 o 3 medidas, a las actuales, mucho más resistentes, prácticas y ligeras.  En los últimos años han surgido evoluciones de esta caja donde los pines son móviles, los cierres son magnéticos y existen bolsas para transportar 4 o 5 cajas iguales.
Cajas de plástico: modelos originales de Preston Innovations.

Es mi sistema preferido para guardar bajos. Y me refiero a las cajas originales: ligeras y simples. Tengo varias carteras en varias longitudes para diferentes modalidades: coup (15-20 cm), inglesa (35 cm), feeder (35 cm), method feeder (10 cm)... Después de probar de todo creo que es el sistema que mejor se adapta a mis necesidades.

Detalle de los pines de las cajas de plástico.


Ventajas: el más ligero de todos estos sistemas,  muy barato, muy resistente.
Inconvenientes: por el momento no existen cajas de este tipo para bajos de gran longitud. 


Cajas de madera o aluminio con clavillos

Quizá el más estético y clásico de todos estos sistemas. Existen verdaderas joyas de ebanistería para guardar bajos de línea para la pesca. Se trata de una caja de madera o aluminio donde encontramos clavillos en los extremos. La lazada se sujeta en un clavillo y en anzuelo en en el clavillo contrario. Por tanto, los bajos quedan perfectamente estirados y ordenados.

Caja de madera para bajos cortos. Foto: Andrés Almazán

En su inmensa mayoría se trata de cajas de madera de diferentes tamaños pero Sensas y Rive todavía comercializan unos pequeños maletines de aluminio con el sistema de los clavillos. Muchas marcas comerciales ofrecen cajas de madera de este tipo pero ninguna se acerca a la calidad de algunos artesanos que fabrican las cajas en las medidas que el pescador les encargue. Y este creo que uno de sus puntos fuertes: existe la posibilidad de crear una caja con las dimensiones y la distribución interior que el pescador necesite. 


Detalle de los clavillos. Foto: Andrés Almazán

Ventajas: Realmente bonitas, el orden de los bajos es absoluto, disponibles en medidas "a la carta".
Inconvenientes: No son baratas, son mas delicadas que otros sistemas


Cajas de madera con tablillas

Se trata de una evolución del sistema anterior aunque no es precisamente un concepto moderno. En la caja se almacenan tablillas donde cada tablilla tiene un clavillo en cada extremo para sujetar los bajos. Las tablillas encajan perfectamente en la caja. Las ventajas de poder extraer las tablillas es que puedes disponer de muchas tablillas diferentes y solo llevar a pescar las 8 o 10 con los bajos que creas que son más adecuados para el escenario y las condiciones. No es necesario disponer de varias cajas para cubrir todas las situaciones, con disponer de una caja y varias tablillas es más que suficiente. Además, puedes tener en la bandeja de tu panier solo la tablilla o tablillas que estas utilizando y dejar el resto en la bolsa protegidas del sol. 

 Tablillas extraídas de la caja.  Foto: Andrés Almazán

Solo conozco un par de marcas comerciales que comercializan este tipo de cajas. Destacar especialmente el nuevo sistema de Preston Innovations "Mag Store System" donde las cajas y las tablillas están fabricadas en plástico y encajan a través de unos pequeños imanes. De nuevo, las más bonitas y mejores cajas son las fabricadas por artesanos ebanistas según las especificaciones de cada pescador.

Caja de tablillas. Foto: Andrés Almazán


Ventajas: Bonitas, se encuentran en muy diferentes longitudes, muy polivalentes.
Inconvenientes: Precio, quizá sea el sistema menos ligero de todos los descritos.


Discos de foam

Venidos de la pesca en el mar para quedarse. Recuerdo verlos hace más de 10 años a los pescadores de surfcasting. En mi opinión son la mejor solución para almacenar bajos de línea de gran longitud. Por este motivo se han convertido en la opción preferida de los pescadores de feeder. Además, los fabricantes viendo el tirón de este sistema se han apresurado a lanzar cajas o maletines donde mantener ordenados hasta 20 discos de foam. Son de sobra conocidos la caja para discos de Gurú o el maletín de Matrix donde los discos no se giran y se puede, de un solo vistazo, ver todos los bajos que llevas montados. 



Ventajas: muy ligeros, perfectos para bajos largos, usados en conjunción con un maletín o una caja se pueden llevar cientos de bajos montados.
Inconvenientes: hasta que te acostumbras a su uso son un sistema un poco engorroso ya que los bajos se montan unos encima de otros.


Texto: Daniel Porto. Fotografía: Andrés Almazán y Daniel Porto.











No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.