¿Que cachos pescamos en España?

En ocasiones no es sencillo diferenciar entre las diferentes especies de peces que pescamos, especialmente cuando son del mismo género. En el caso que hoy me ocupa, el cacho que tenemos la suerte de pescar en Galicia no es el mismo que pescamos en el río Tajo o en río Cinca. Todos son muy similares pero tienen ligeras diferencias. 



No son comunes, pero podemos encontrar "cachos" así en España. Foto: Ángel Sáez Cambredó

Al pez que en España llamamos comúnmente "cacho" puede ser un cacho o no serlo. En todo caso será un pez del género Squalius. Los tres principales representantes de esta familia en España son el bagre (principalmente en Cataluña), el cacho o cachuelo (zona centro y sur de la península) y el bordallo o escalo (cuencas del Duero y Miño). No son las única pero si las más fáciles de encontrar. Al final del artículo mencionaré de otras especies cuya distribución geográfica es mucho menor y, por tanto, son más difíciles de pescar.

El cacho o cachuelo (Squalius pyrenaicus) es un pez que rara vez supera los 20 cm de longitud y es el más pequeño de los tres que voy a describir aquí. Habita en las cuencas de prácticamente todos los ríos del centro y sur de la península. Se trata de un endemismo ibérico, esto es, un pez que solo vive en nuestro territorio. Es una especie en franca regresión y cada día es más difícil de encontrar en nuestros ríos. La alteración de los cursos de los ríos y la competencia con los peces no autóctonos son los motivos de su desaparición.


Cachos pescados en un pequeño río madrileño.

Cachuelo pescado a la inglesa con mi amigo Panchun. 

Se trata de un pez al que le gusta vivir en grupo y se adapta con facilidad a diferentes cursos de agua. Su alimentación es muy variada comiendo prácticamente cualquier cosa que encuentra.

Distribución del cacho o cachuelo. Fuente: MAPAMA.


El bordallo o escalo (Squalius carolitertii) es muy similar morfológicamente al cacho. Los ejemplares por encima de los 20 cm son más comunes en este caso. Habita principalmente en las cuencas de los ríos Duero y Miño aunque también en otros más pequeños como el Limia, el Umia, el Ulla o el Lérez en el sur de Galicia. Al igual que el squalius pyrenaicus, se trata de un endemismo ibérico que debemos proteger: no lo encontraremos en ningún otro lugar del mundo.

Bordallo pescado en un afluente del Duero con stick.
Escalo pescado en Galicia. Fuente: nosolomosca.blogspot.com


Precaución con su nombre: en muchas zonas de Galicia bogas y escalos se denominan "peixes" indistintamente y otras muchos lugares de esta comunidad he encontrado como llaman escalos a las bogas.  Su comportamiento y sus costumbre son muy similares a las de su "primo del sur". Por suerte, sus poblaciones no parecen tan amenazadas pero tampoco se extiende como lo hizo en el pasado.


Distribución del bordallo o escalo. Fuente: MAPAMA.



El bagre (Squalius cephalus) es el mismo squalius que podemos encontrar en el resto de Europa. Nuestros vecinos franceses lo conocen como "chevesne", los ingleses lo denominan "chub" y los italianos se refieren a él como "cavedano". Es mucho más grande que el resto de especies de squalius presente en aguas españolas ya que puede crecer hasta los 60 cm y los 4 kg de peso.

Aunque parece que habitó toda la cuenca del río Ebro, su distribución hoy en día es mucho más reducida. Podemos encontrarlo en el tramo bajo de este río y en algunos de sus afluentes pirenaicos así como en las cuencas interiores de Cataluña.

Los bagres puede alcanzar tamaños así de asombrosos. Foto: Ángel Sáez Cambredó.

Su comportamiento es similar al de sus primos peninsulares aunque prefiere las aguas más tranquilas. Su alimentación es muy similar: come prácticamente de todo aunque, por su tamaño, tiene mayor preferencia por artrópodos y pequeños peces.

Distribución del bagre. Fuente: MAPAMA.

No puede terminar este artículo sin mencionar al "cacho del Gallo" (Squalius castellanus), una especie del género squalius presente únicamente en el río Gallo que hasta hace poco se creía que era una población de bordallo aislada. Tampoco puedo olvidarme de la "bagra levantina" (Squalius valentinus), una especie de squalius presente únicamente en el río Turia y el Vinalopó. Y lamentar la casi extinción de la "bogardilla" (Squalius palaciosi), de la que quedan una pequeñas poblaciones en el río Jándula, en Jaén.

Como habéis leído, no son buenos tiempos para los "cachos" españoles. Los ríos peninsulares, su hábitat principal, son profundamente maltratados y la introducción de especies no autóctonas les fuerza a una competencia que antes no sufrían. Los pescadores que los capturamos debemos ser responsables y devolverlos al agua en las mejores condiciones posibles. Hoy, más que nunca, captura y suelta con el máximo respeto.



Texto: Daniel Porto. Fotos: Daniel Porto y fuentes mencionadas.

1 comentario :

  1. Al pez que denominada bagre, no se le denomina así en catalunya, el bagre es cualquier especie de pez gato especialmente el siluro, al cacho que pescamos en las cuencas internas de Catalunya se le denomina bagra

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.